Ideas para reformar una cocina

Lejos han quedado los tiempos cuando una cocina era una parte de la casa que solo se utilizaba para cocinar. Para reformar una cocina, actualmente, debemos tener en cuenta que es una de las estancias donde más tiempo se pasa. Ya sea grande o pequeña su dimensión, se puede hacer un diseño funcional para que sea una de las partes de la casa más habitable.

Las cocinas modernas deben estar diseñadas para admitir los aparatos tecnológicos actuales y, al mismo tiempo, para que se pueda aprovechar al máximo su superficie. Pero no solo el diseño del espacio es importante, también lo es la elección de los muebles y de los materiales a la hora de reformar una cocina. Paredes, techo, iluminación, encimeras y algún espacio común integrado pueden ser determinantes a la hora de que una cocina sea funcional, agradable y un espacio donde se quiera pasar el tiempo.

Ideas para planificar el estilo y la tendencia de una cocina

La elección de materiales de calidad es sumamente importante para reformar una cocina. Pero eso no significa que se deban de elegir los materiales más caros del mercado. Hay materiales con una buena relación calidad-precio que pueden aportar un buen diseño y una buena durabilidad en muy buenas condiciones.

Los colores son los que van a aportar la personalidad del propietario de la casa. Suelen ser tonos cálidos y suaves para poder ofrecer un buen contraste luz-oscuridad. Para cocinas minimalistas, los tonos neutros suelen ser la mejor opción. Mientras que la elección de colores cálidos hacen cocinas acogedoras.

En cuanto a la elección de los muebles y los electrodomésticos, la madera dará un toque rústico, mientras que superficies como el vidrio, plástico o metales brillantes, futurista. No es buena idea que mezclemos materiales, colores o texturas que sean muy diferentes.

Consejos prácticos para reformar una cocina y calidad de los materiales

Una nueva encimera es uno de los recursos más utilizados para dar un aire nuevo a una cocina. Es uno de los elementos más maltratados que pueden encontrarse. Arañazos, golpes o manchas son buena prueba de ello. Al ser uno de los elementos más visibles, su cambio dará una sensación modernidad. Materiales como el mármol, el granito o la piedra natural son muy buenas opciones para conservar un estilo clásico. Si queremos dar un toque moderno, podemos usar materiales como el microcemento o los fabricados con cuarzo o Corian.

El uso de pinturas esmaltadas en muebles y azulejos es otra opción para dar un nuevo toque. Totalmente lavables, resistentes y de acabado brillante son las características de las pinturas esmaltadas. Un gran recurso para cambiar radicalmente el aspecto de una cocina por un precio económico.

Un buen truco para una cocina pequeña es hacer cambios en los armarios. Tanto tiradores, como sus frentes, cualquier leve modificación, como pintarlos de nuevo, cambiar el diseño de sus puertas o acristalar algún elemento, tendrá un cambio significativo en la estética general de la estancia.

Si se dispone de espacio, una buena idea es instalar una barra para desayunos con sus taburetes. Tanto en un espacio central, como adosada a una pared, proporcionará a la estancia de múltiples funcionalidades. Podemos personalizarlo fácilmente con el diseño actual de la cocina y tiene muchas aplicaciones.

El cambio del techo es otra opción para rejuvenecer una cocina. Es uno de los elementos que más influyen en la sensación espacial de una estancia. El pintarlo, añadirle alguna moldura, enlucirlo o cambiar su tonalidad, son soluciones muy prácticas y con precios muy bajos.

Cambiar la iluminación es otra de las maneras de reformar este tipo de estancias. Podemos añadir luminarias en las encimeras, cambiar puntos de luz o modificar lámparas o apliques. Todo ello provocará un cambio sustancial y tendremos la sensación de estrenar cocina nueva.

Aunque pueda parecer mentira, el simple hecho de una reorganización de espacios provocará también un cambio importante. ¿Qué elementos hemos dejado de usar? ¿Cuánto tiempo llevan muchos objetos almacenados sin ser utilizados? Pensar en estas cuestiones nos ayuda a realizar un rejuvenecimiento total. Podemos suprimir armarios, reorganizar cajones, tirar aparatos que ya no se usan… Una forma fácil y económica de reformar el ambiente de una cocina.

El cambio de fregaderos y grifería también nos ayuda a cambiar el aspecto. Suelen ser una de las zonas centrales de este tipo de habitaciones, con lo que cualquier cambió influirá en el aspecto general de la estancia. Podemos elegir atractivas líneas de griferías lacadas en dorado o negro, suaves líneas en acero inoxidable o mangueras extraíbles. Los fregaderos pueden ser de un seno o dos, y pueden estar hechos de mármol, granito, cuarzo, o fabricados a partir de resinas.

Como puede verse, hay muchas ideas para reformar una cocina. Detalles como la iluminación, la pintura, la elección de los materiales en paramentos, techos y suelos, o la elección de los electrodomésticos, son aspectos fundamentales a tener en cuenta para tener una cocina funcional y estética.

Deja un comentario